Construye un invernadero en casa…

0
332

Construye un invernadero en casa en compañía de tu pequeño con

Kid City

Hoy en día existen diversos motivos por los cuales es ideal contar con un invernadero en casa, se requiere de poco espacio e incluso se pueden implementar en pequeños estantes o cajas de madera de frutas que pueden ser recicladas.

Con un invernadero en casa, puedes inculcar en tus pequeños la forma adecuada de cosechar su propia comida orgánica, saludable, a muy bajo costo, además de facilitar el contacto y el amor por el cuidado de la naturaleza de manera sencilla.

Entre los beneficios de tener un invernadero en casa destacan:

  • Son un gran aliado, incluso en las épocas de frío pues aun así se sigue generando el cultivo.
  • Los invernaderos caseros proporcionan protección contra el frío y, por lo tanto, es posible sembrar las semillas con anticipación.
  • Al ser un entorno cerrado y pequeños los cultivos, están aislados de plagas y enfermedades, en caso de que se llegará a dar esta situación es más sencillo controlarlas.
  • Las cubiertas propician una mejor propagación de la luz, lo que a su vez facilita la fotosíntesis.
  • Se pueden hacer experimentos y cultivar diferentes especies, que no se darían en el exterior, como plantas tropicales que necesitan de mayor calor y espacio.

Para Kid City el desarrollo de tus pequeños con actividades que fortalezcan os lazos familiares son muy importantes. Qué te parece si construyen un mini invernadero que tambien se puede utilizar como semillero, verás que de esta manera se podrán generar un mayor interés por sembrar sus propios alimentos.

Los materiales son muy sencillos de conseguir:

  • Caja de zapatos
  • Tijeras
  • Plástico transparente
  • Plato rectangular de unicel
  • Cinta adhesiva
  • Una taza de sustrato o tierra negra
  • Semillas de tomate, melón o papaya

Los pasos a seguir para construir nuestro invernadero son muy fáciles:

1.- Recorta una ventana en la tapa de la caja de zapatos, con el plástico cubre ese espacio que debes pegar con cinta adhesiva.

2.- Dentro del plato de unicel coloca el sustrato o la tierra negra y con un atomizador con agua humedécela, depositen sobre ella las semillas distribuidas en todo el plato, cúbranlas con un poco de sustrato y vuelvan a humedecer.

3.- Coloca el plato en la caja y tápalo, el plástico permitirá la entrada de luz aumentando el calor y evitando la evaporación, como un verdadero invernadero.

4.-Coloquen su mini invernadero junto a una ventana, después de esto ahora solo es momento de esperar; dependiendo del calor que exista en el lugar, será necesario te programes para regar con un aproximado de 3 o 4 días, vigilen muy de cerca que no se quede seco y en su defecto encharcado.

5.-Por último en 10 días o 2 semanas notarás poco a poco que irán germinando las semillas y después podrán trasplantarlas a una maceta para permitir que sigan creciendo y dando sus frutos.

Disfruta de armar tu invernadero en compañía de tus pequeños, verás que será una actividad muy divertida y que generará gran conciencia en ellos por el cuidado del planeta, la naturaleza y los regalos que nos brinda la madre Tierra.

Visita el blog de Kid City e implementa un sin fin de actividades en compañía de tus pequeños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here